Nadie notó al sigiloso

Nadie notó al sigiloso